martes, 13 de diciembre de 2011

Coccole Christmas con Matane


Siete, ni uno más ni uno menos, son los días que durará Coccole Christmas, el pop up store que aterriza por tercera vez en Madrid. Música, shopping, gastronomía, tattoos… todo cabe en esta delicada y efímera tienda. Una estupenda propuesta para olvidar las pesadillas navideñas.

De buenas a primeras nos cuentan que este pop up store será como unas de esas inolvidables fiestas del apartamento de Desayuno con diamantes. Es decir, se promete glamour, gente, copazos y mucho estilo. De momento, dado el campamento base que han elegido, parece que no mienten. Se trata de un ático de 150 deslumbrantes metros en la calle Hortaleza. Sólo por verlo vale la pena ir a Coccole Christmas: techos altísimos con molduras antiguas, radiadores decorativos del año de la tana y lo más importante, una terraza ajardinada de infarto. Ya lo decía Heráclito hace 2500 años: todo cambia, la norma es un proceso constante de transformación, todo es efímero. Pues eso: ese es el truco que ha encontrado Ana Marian, adalid del proyecto, para que este velero navegue viento en popa desde sus comienzos. Ya lo dejó caer con su primer eslogan, Happiness is ephemeral, como no podía ser de otra forma, empleando la lengua de Shakespeare para divulgar semejante acontecimiento. Nada de asentarse ni invertir en el mismo sitio sembrando y sembrando, eso ya no se lleva.

Grandes e independientes firmas como Fever LondonShoopKolonakiBego4monso Maryluis, entre otras, componen la propuesta de moda. Los complementos de Objetos Perdidos y de Pena Jewels, ambas marcas diseño de bisutería original y de calidad, ponen un toque de distinción y color a la selección de bisutería deCoccole. La idea es dejar el sitio repleto de muestras diferentes e independientes dentro del mundo de la creación, del diseño y de la belleza.

Además, en esta nueva edición han decidido apostar también por la cosmética orgánica de lujo con Etiqueta Bio, una tienda online de productos de belleza natural que traerá una excelente selección de sus propuestas de marcas líderes europeas como Honoré des PresLe BainLive Native o Matane, entre otras. Porque eso de regalar colorantes, perfumes artificiales, conservantes añadidos y derivados petroquímicos ya no queda fino. La banda sonora de Coccole corre una edición más a cargo de Skeamo y de la gran banda The Chinese Birdwatchers. Violines, un viejo contrabajo, trompetas, saxos, guitarras y mucho amor, que acostumbran a andar de aquí para allá con su música por azoteas, salones y grandes salas y galerías que ya los han visto pasar.

Pero si además de adicto a la moda, a los placeres y a la buena música, tienes cierta cadencia ludópata, este sigue siendo tu sitio, “el ático del placer” contará con una estupenda rifa de lujo. Un euro, un boleto, un pedazo de regalo.

Hay que cuidarse, hay que pasear, hay que conocer sitios y gente nueva, es la época, y el paro lo permite. Vete aCoccole, hazte un tattoo con un copazo en cada mano, hínchate con un couscous de primera y regálate a ti y a los tuyos un buen capricho, que aquí hay donde elegir.