miércoles, 7 de marzo de 2012

MATANE AUMENTA SUS VENTAS DE COSMÉTICA FACIAL

La firma de alta cosmética ecológica Matane -`hasta luego´en japonés-, creada en España por Andreas Bogner en el año 2008, despunta comercialmente con su línea de cosmética facial tanto a nivel nacional como internacional, cubriendo actualmente el 80% de sus ventas globales.
    “Estamos teniendo un gran éxito con nuestro serum facial, con 4.000 unidades vendidas en 2011, y con las diferentes presentaciones de mascarilla facial. El objetivo de nuestras cremas no es hacer `milagros´ sino prevenir y favorecer el cuidado  y la salud de la piel” afirma el responsable de la marca.
Serum de la línea facial de Matane.
    Matane actualmente posee una línea facial,  línea corporal,  línea de baño, aceites vegetales y jabones, con un total de 44 referencias.  A nivel comercial la marca tiene presencia en tiendas de moda, hostelería, spas  y  la venta a través de su propia tienda on-line.www.mataneshop.es
    “Nuestros productos, basados en torno a la aromaterapia y la elaboración artesanal, buscan ser una alternativa no sólo a la cosmética convencional, sino dentro de la cosmética ecológica una alternativa a marcas punteras a nivel internacional”, declara Andreas Bogner.

    Según la misma fuente, el cliente de Matane tiene un perfil muy definido integrado socialmente tanto en el mundo del arte, la moda o el culto al cuerpo,  así como profesionales concienciados con el consumo de productos ecológicos y saludables.
    “No hemos querido certificar nuestras referencias a través de los organismos de certificación privados que hay en Europa porque consideramos una forma de control de nuestras ventas, siendo en algunos casos sellos de referencia que no poseen criterios demasiado estrictos en cuanto al porcentaje de ingredientes ecológicos o naturales utilizados para la elaboración del producto”, explica Andreas Bogner.
    Matane ha escogido para sus referencias certificar a través de la Asociación Comité Andaluz de Agricultura Ecológica –CAAE-. Una parte de las materias primas certificadas que utiliza en sus productos proviene de las Alpujarras de Granada, lugar donde  ubica también su centro de producción.
    La marca de cosmética ecológica, que aumentó sus ventas un 30% en el pasado año, concentra su mayor volumen de ventas en el Cataluña, País Vasco y el norte de España; en el exterior también tiene presencia en Portugal, Francia e Italia. “Nuestro objetivo a corto plazo es ampliar nuestro mercado en el extranjero en países de Sudamérica y también en Europa, en países como Alemania”, concluye la fuente.